Lunes, 7 de mayo de 2018. Villa de Madrid.

He pensado que mucho mejor que contaros la Transvulcania una vez que vuelva (si vuelvo), que sería mucho más interesante que os contara la última semana. En plan como si a alguien se le ocurriera contaros un maratón en varios posts (esto fijo que ya ha pasado), ya sabéis, todo muy loco. Así, que…


Tras hacer la última salida el sábado y haber pasado un fin domingo algo más ajetreado de lo que tenía planeado, me he levantado algo cansado y con un par de dolores nuevos. Noto cierto dolorcillo tipo tendinitis en la parte trasera de la rodilla, y además, aún ando renqueante de la una caída en Asturias, y además, tengo la mano derecha ( fijo que de tanto teclear) algo perjudicada; en definitiva, estamos en los días previos a una carrera.

Entrenar, lo que se dice entrenar, yo creo que ya voy a hacer poco. Además, para lo que he entrenado, mejor no malgastar ya kilómetros, ¿no? Así que hoy, lo que tocó fue visita al fisio. Y claro, si antes de entrar pensaba que tenía unos cuantos dolores, ahora ya he perdido la cuenta.

Para acabar, he ido a comprar “golosinas”. Que sí, que será que no habré tenido tiempo ya antes para tenerlo todo preparado. Pero bueno, ya sabéis, al final todo te parece poco. Así que nada, el paseo buscando quien te vende la mandanga que tomo y en el formato que quiero (no, no tomo polvos de ninguna de las dos marcas que tanto os gustan) no ha sido fácil, es más, he acabado comprando la opción b que llevaba en mente. Eso sí, ya no me acordaba de lo divertido que es a veces comprar estas cosas en una tienda física, sobretodo si se te ocurre preguntar… se me ha ocurrido decirle que quería llevarme unas barritas por si me daba hambre, que iba para largo la carrera de montaña que iba a hacer: “ah, maratón de montaña y con calor, ¿no? toma estas barritas y llevate unas sales de éstas que son geniales. ¿cuantos kilómetros? ¿45? ah, bueno, eso serán unas 4 horas, ¿no?”

clasificacion transvulcania

Después de eso, no me ha quedado otra que irme a tomar unas cervezas.