Querido hortera runner, como bloguera de moda, es mi deber deciros que no, no todo vale. Una cosa es tener personalidad y otra ansiarla, y no, no todas las modas son aptas para todas. En algún momento del viaje iniciático alguna os desviasteis y empezasteis a pensar que correr es una fiesta de disfraces eterna. Supongo que el fosforito de alguna camiseta de baja calidad mezclado con el sudor debió generar algún tipo de reacción alérgica que os genera cierto tipo de incapacidad temporal a la hora de equiparos. Un toque de frescura puede estar bien, ir como si fueras parte de la troupe del circo del sol cada vez que sales… en fin. Dicho esto, si tenéis un estilo claro y os sentís cómodas con la imagen que proyectáis, seguid con ello, que no sea yo, humilde bloguera de moda quien os quite la ilusión.

No he sido capaz de saber si el hortera runner nace o se hace, sé que se revuelve y te cuenta lo feliz que es mostrando su verdadera personalidad a través de la moda runner. Pocos horteras runners trasladan esta pasión a la vida más allá del running, también hay que decirtlo.

Por cierto, la gente de Hoopoe lo tiene claro, es poner en Google “camisetas horteras running” y que se te llene la pantalla de sus diseños… es decir, que lo han trabajado (por si tú como usuario no lo tenías claro).

Sólo puedo animaros a complementar el outfit con unas mallas en la misma línea…

Por último, recordad ser hortera es ser hortera, ya sea para hacer deporte o para ir a tomar una cerveza. Y lo del postureo era otra cosa, de hecho os diría que son formas antagónicas de “disfrazarse” para correr, por si alguien tenía alguna duda.

Y os insisto, seguid disfrutando de lo de correr y los disfraces, que no hay que llorar, que la vida es un carnaval y las penas se van cantando; pero no seáis brasas.