El finde pasado nos fuimos a la VI Carrera de Montaña “Vuelta a la Jarosa”, y que queréis que os diga, chapeau a la organización. Evidentemente no es la Transvulcania (lo digo más que nada por la coincidencia en fechas) ni lo pretende ser.

Como en toda carrera, te encuentras de todo, desde el “guay” con la mochila de ultra (era una carrera de 10km), al que no ha salido del asfalto en su vida (y probablemente no ha hecho tampoco 10km) y se presenta con sus Joma gastadas.

mochila ultra

 

Últimamente entreno poco y los 5 primeros km, al menos son sólo 5, se me hicieron pesados. Luego era sólo cuestión de dejarse llevar… El objetivo era volver a correr o al menos arrastrarse, a buscar un poco esa motivación que últimamente el trabajo me complica encontrar y sí… encontrada. 10 km en los que básicamente disfruté y que sirvieron para que me apuntara al Cross Nocturno de Navacerrada.