Ya sabéis que a mi, por alguna extraña razón, como bloguera de moda no me suelen invitar a estas cosas. Y ojo, esta vez no ha sido diferente, no vayamos a pensar que Joma me lo puso más fácil. El amigo Carlos me dio a conocer la presentación y quedé tan fascinado por la idea “Joma y Swarovski” que me inscribí, y claro, tener alter ego tiene estas ventajas, a veces te dicen que sí sin saber que se va a presentar un tío vestido de Forrest Gump en tu evento.

Martes 18 de septiembre a las 20:00, Hotel Miguel Ángel, código de etiqueta: cóctel (menos mal que trabajo de traje). 40 minutos después de la hora fijada comienza la presentación y una hora y media después, acaba sin que la zapatilla haya salido a escena.20180918_2008583861781625231008841.jpg

A ver, que sí, que la zapatilla no parece que sea para estar muy orgulloso. Porque joder, mira que se han hecho cosas con los cristalitos de Swarovski, pero esto parece del todo innecesario. Los amigos de Joma han lanzado una zapatilla casual clásica, en rosa o blanco, con la jota de la marca de cristales de Swarovski, y con un precio de 70 euros en su web. Le han puesto tanto cariño a la zapatilla que deben pensar que se va a vender sola porque en su supuesta presentación, el producto no fue ni comparsa.20180918_200931_hdr2652589171745464651.jpg

Como veis, el evento iba de otra cosa. Joma se apunta dar visibilidad a mujeres de exito (al menos en este evento, que no conozco yo como se trata el tema en la empresa) y se montó un mini TEDxJoma. La historia de Joma, unas palabras de Don Fructuoso, su hija y las 7 mujeres elegidas como embajadoras (¿?) que nos cuentan el “secreto de su exito”. De esta parte no se puede decir mucho, la verdad es que Clara Lago al margen, fueron historias interesantes en un formato ameno. No sé cuál es la idea real de Joma pero las presentaron como embajadoras de la marca (ojo que subimos el nivel). Eso sí, ¿todo rosa? ¿no es un cliché algo pasado de moda?

20180918_205826_hdr2317770206996789928.jpg

Las 7 mujeres que brillan eran:

20180918_221421_hdr5762497778617520214.jpg

Y por cierto, faltó Ruth Beitia, al parecer una chica que saltaba y tal, y que algo pasaría porque pese a ser parte de toda la publicidad, ninguna alusión a susodicha.

Mi desilusión con la zapatilla se compensó con el alcohol para acabar la velada. Algo es algo ¿no?

Por cierto Joma, hay que mejorar un poco esto de los medios, ¿eh? (Hola y 20minutos… really?)