Cuando hablamos de correr, está claro que no todo el mundo entiende lo mismo. Hay gente que corre de espaldas, meditando, en chanclas, descalzos, disfrazados, desnudos… En fin, que depende del año o el mes, las publicaciones especializadas nos salen con una u otra cosa…

Retrorunning: ¿correr hacia atrás? ¿y si corres hacia atrás, como coño ves hacia donde corres? Si, yo que queréis que os diga, pese a que os pueda hacer gracia esta historia, pues eso, tiene el recorrido que tiene. He leído por ahí que hay quien dice que es una práctica que se remonta al 8.000 antes de Cristo y que era utilizada por los monjes budistas para entrenar la mente y el cuerpo.

Encima, tenemos por ahí a un tal Balamurugan que al parecer se cascó 157 km en 24 horas.

En fin, que no entiendo como se puede correr de espaldas sin usar espejo retrovisor.

ChiRunning: Con este nombre ya es complicado lo de tomarselo en serio, pero claro, está el Tai Chi luego uno lee “Corre vago, reduce el esfuerzo, avanza sin que trabajen los músculos de las piernas…y sin embargo sé más rápido…” y como no se lo va a tomar uno en serio.

Mindful Running. ¿Te gustan los cocktails? Si es así, puede que este sea tu estilo. Se coge el running, se le agraga algo de mindfulness, pimienta y angostura, se mezcla bien y se sirve con mucho hielo: Mindful Running. Según las revistas especializadas, esto es ya era el año pasado una práctica popular, carrera consciente lo llamaban. En fin, que hay que correr sin móvil, sin GPS, sin música… no parece que vaya mucho con el postureo ¿Os imagináis de que mindful runners fueran legión y no nos enteráramos porque no registran sus sesiones o no se hacen fotos?

Correr con la imaginación. Ya que estamos, que mejor manera de correr sin impacto que correr con la imaginación ¿habéis probado alguna vez a meditar imaginándoos corriendo?

La verdad, no sé si es una técnica buena o mala pero a mi estas cosas no me ayudan.

Antes de que podamos elevarnos y alcanzar lo supremo tendremos que volvernos auténticos, tan auténticos como sea posible. Al correr, esa autenticidad se produce. 

Dicho todo esto, estoy seguro de que me he saltado alguna práctica interesante…