Se nos viene encima la mayor nevada del siglo, o lo que es lo mismo, uno de los días más especiales para el postureo runner en aquellas ciudades en las que no es habitual que nieve (¿Madrid?). Para que podáis aprovechar al máximo estos días, debéis recordar los siguientes consejos:

  1. Ajusta la exposición (lo del solecito). Sí, en el móvil también. La nieve refleja la luz y esto es un jaleo.
  2. Prueba nuevos enfoques aprovechando que puedes usar la nieve como trípode. Entierra bien el móvil (ojo, que no sea la parte de la cámara). Esto hazlo bajo tu responsabilidad y a mi no me vengáis luego llorando si el móvil os deja de funcionar.
  3. Escoge bien tu outfit. Al margen de que va a hacer frío, igual no es momento para sacar a pasear a las Adidas Adios. Pero a lo que vamos, busquemos el contraste y colores intensos para destacar en el paisaje nevado.
  4. Diferénciate. La nieve te da posibilidades para que innoves y no repitas la misma foto junto al Ángel Caído.
  5. Has probado el blanco y negro (¿?)
  6. Las fuentes… una foto caminando sobre las aguas bien vale mojarse los pies. Eres runner, eres una pluma, la capa de hielo aguantará (o probablemente no, pero tienes que hacerlo por la foto).
  7. Muy importante para los selfies, transmite emoción. Da igual que haga un frío de cojones, lo importante es que parezca que lo estas disfrutando.
  8. Los videos lanzando bolas de nieve o corriendo, lanzándote sobre la nieve, tirándote cuesta abajo sobre una bolsa de Carrefour a modo de trineo… son un éxito seguro.
  9. Si hace frío, tú muestra que eres un machote, foto en manga corta (aunque sea sólo mientras te haces la foto); que se vea que tú creciste en Burgos y que 0ºC es eso, ni frío ni calor.
  10. Edita y sube a las redes sociales los antes posible!

Pasadlo bien!