Mi plan sigue montado en una montaña rusa. La semana 6 fue buena y la 7, pues parece que no fue mala del todo tampoco. Estar en el sur me lo hace más fácil pese a haber estado esta semana teletrabajando. Es el clima, la luz, el entorno… en fin, que la Casa de Campo bien pero oye, que si queréis os llevo de ruta por aquí, a ver como lo veis.

Mejoría tampoco es que esté notando mucha ¿eh? En cualquier caso, aún queda bastante tiempo (o eso creo), en cualquier caso, que estamos aquí con el plan del Garmin, que no es que sea la cosa muy “trabajada”, por lo que cualquier resultado es posible.

  • Lunes: 30 minutos de carrera de recuperación. Por fin algo a lo que poder llamarle carrera de recuperación, es decir, que por fin hice una tirada larga cuando tocaba.
  • Martes: 50 minutos, 30 de ellos con cierta intensidad. Y voy yo y me pongo las zapas de trail porque me gusta meterme por el camino de cabras de vez en cuando. Os diría que cierta mejoría con respecto a tiradas previas en el mismo recorrido pero qué se yo.
  • Miércoles: tocaba descanso. Y siguiendo lo del entrenamiento cruzado, hasta hice 30 hora de fuerza. Primera sesión de fuerza en siete semanas, todo súper lógico.
  • Jueves: hacía mucho tiempo que no salía a correr con las patas tan tiesas. Patas tiesas y series, que combinación tan agradable, tanto que me salté un par de ellas, pero es que no estaba para mucho. No sé yo si estaré asimilando bien el plan.
  • Viernes: descanso.
  • Sábado: 10 km en z3 con su calentamiento y su enfriamiento correspondiente. Pues si tengo que sacar conclusiones de ritmo o algo, ya os digo que la abuela de Roncero no me da el carnet de maratoniano. Es cierto que igual no fue una gran idea salir a las 12:30 teniendo en cuenta que estoy en la playa, pero el día cuadró así… Todo esto se podría haber convertido en un entrenamiento mucho más agradable en la Tractorismo Race (espero que lo pasarais bien).
  • Domingo: tirada larga (algo más de 2 horitas) a un ritmo muuuuy bajo, todo esto después de haberme metido un arroz de mariscos y unas cervecitas, o lo que es lo mismo, que empecé aún acabando la digestión y me costó una hora tener sensaciones medio normales. Una vez superada la primera hora, el resto bastante cómodo. Vamos, que tras el día anterior, no me vía ni acabando el entreno, así que ni tan mal.

El plan continua y de momento lo que más estoy notando es cansancio acumulado, algún dolor y poco avance. Queda tiempo pero no mucho por lo que igual tenemos que ir a por el plan b, perder peso, aunque igual voy tarde para esto.