Hace mucho que tenía pendiente visitar Eslovenia y la verdad, la visita a superado mis expectativas. Es más, me quedo con ganas de volver más relajadamente para perderme algo más por los alpes julianos. En cualquier caso, aquí hablamos de correr y algo de tiempo saqué en Liubliana para calzarme las zapas y hacer algo turismo runner; bueno, en realidad, la culpa de que saliera a correr fue del parquímetro que no aceptaba poner monedas por la noche.

Al contrario que en Zagreb, aquí lo que me costó fue decidirme por qué ruta coger. Liubliana es una ciudad pequeña y tienes varías opciones fáciles cuando te planteas eso de dónde correr en Liubliana. Como tenía el coche junto al castillo, una de las opciones que me planteé fue subir, pero finalmente, la opción que ganó fue la de visitar el parque Tivoli mientras cruzaba la ciudad.

Liubliana

La ruta es sencilla, y me llevó desde mi alojamiento al parque Tivoli pasando por el parquímetro, la catedral, el mercado, el puente triple (no, no es de Calatrava) y la calle Slovenska. Todo plano hasta que llegas al parque. En el parque pues ya decides tú lo mucho o poco que quieres subir… En cualquier caso, os dejo aquí el enlace a la ruta que hice por si os ayuda.

Al margen de mi ruta, Liubliana es una ciudad fácil para correr y ofrece múltiples sitios para “estirar las piernas”:

  • Rivera del Río Ljubljanica. El río cruza la ciudad y siguiendo su rivera se pasa por los principales sitios turísticos de la ciudad. Evidentemente, para poder correr (y hacerse las fotos), se exige ir temprano. Os dejo un ejemplo de ruta:

    Ljubljanica
    Ruta creada por runbenjyrun
  • El parque Tivoli. Es el mayor parque de Liubliana y llegar a él desde el centro no te debería costar mucho. Unos 5 km² de arboledas de castaños, flores, estatuas, fuentes… vamos, un paraíso para el postureo runner.
  • Pot spominov in tovarištva (PST o Sendero de la Memoria y la Camaradería), también conocida como Pot ob žici(Camino a lo largo del alambre). Se trata de un circuito a través de Ljubljana de unos 34 km, que dividía la ciudad durante la II Guerra Mundial, mediante alambre de púas. Ahora se ha convertido en un sendero con suficientes kilómetros para hacer la tirada larga pre maratón.
  • Castillo. Subir al castillo… bueno, me encontré con algún runner por allí pero la verdad, la subida es corta y hay varias opciones de subida, algunas con una pendiente poco corrible. Pero oye, si te pilla cerca y quieres probar a hacer unas cuestecitas, este es tu sito.

Rutas a parte, si lo que te gusta es colocarte un dorsal:

  • Maratón de Liubliana. Luibliana cómo no, tiene su maratón, ya con 23 ediciones (24 con la de 2019) aunque modesto en cuanto a participación (1387 hombres y 339 mujeres), pese a que en la web de turismo de Eslovenia venden más de 20.000 participantes del evento running más grande de Eslovenia.
  • Pot ob žiciPues lo del camino del alambre también tiene versión competitiva. La particularidad, al margen de la historia del recorrido, es que se corre en equipos de tres, contando el tiempo del último miembro del equipo que cruza la meta.