20191208_1109236241920439493593663.jpg

Pues parece que está decidido y que el próximo objetivo va a ser el Maratón de Barcelona y que sería un maratón sin un #roadto. En fin, que he decidido daros la turra contándoos la preparación semana a semana, cual blog clásico de running.

Tres meses para el maratón y va y empiezo el plan con mi sesión favorita, descanso. Partiendo del hecho de que no había corrido desde la José Cano, pues hombre, digamos que fue una manera de empezar agradecida, sin presiones. Esta es una manera de verlo como, la otra es que el plan empezaba realmente el martes con una sesión de 10 km a ritmo vivo. Para este “segundo” día, en mi cabeza el plan era fácil: a la hora de comer, me quedo un poco más por la tarde en la oficina para recuperar. La realidad es que llegué a la oficina a las 15:30 y ajuste a la baja para comer antes de las 18… En fin que al menos un rato si que salí pero no, los 10 km ni de coña.

El miércoles tocaba fuerza y esta vez, plan sin fisuras, eso siempre se puede hacer en casa y así fue, a las 23 después de unas cervezas estaba en casa haciendo algo parecido a ejercicios de fuerza.

Lo siguiente era durante el puente: series y la tirada larga. En fin… las series en Evora sí pero la tirada larga la convalidaremos por un paseo por Lisboa.

En fin, resumen de la semana, ni un entreno clavado.

Barcelona, esto va viento en popa.