Hoy tocaba correr el Maratón de Barcelona. Una fecha bien marcada en mi calendario y en el de muchos de vosotros que reconozco que me estaba dando cierto miedo. Miedo por haber planteado un maratón de manera distinta, menos tirada larga y más calidad. Vamos, que me iba a plantar en Barcelona hoy con una tirada máxima de 19 km y porque alargué para llegar a casa.

Hoy tocaba correr el Maratón de Barcelona, pero apareció en nuestras vidas el coronavirus Covid-19. Primero como algo muy lejano, los chinos, los coreanos, algún iraní… cancelamos el maratón de Tokio. Con esa cancelación el problema era algo ajeno, creo que incluso para los que iban a correrlo. Brotes en Madrid, Vitoria… partidos a puerta cerrada y la cancelación. Ahora que lo vemos todos en perspectiva, sólo podemos dar las gracias por tomar la decisión responsable, hoy en cualquier caso nos habríamos encontrados con la cancelación, así que ni maratón pirata ni salir a correr. Ahora lo que toca es ser responsables y quedarnos en nuestra puta casa. Correr o hacer cualquier deporte es parte de la vida de muchos de nosotros pero en serio me estás diciendo que prefieres ser parte del problema que se lleve por delante a tu padre, tu abuela o a alguien querido.

Hoy tocaba correr la Maratón de Barcelona y yo he entrenado durante casi 15 semanas para llegar a hoy con hambre de kilómetros, hambre que me voy a guardar para octubre, porque en octubre ya habremos acabado con este “problemita” y no pienso faltar. Se lo debo o me lo debe, no lo sé bien, pero quiero sentir las calles de Barcelona y quiero ver a un montón de amigos de corto. Mi entrenamiento, por semanas lo habéis podido seguir bajo el título Road to Barcelona, pero ya que estamos, os copio los enlaces por si os apetece curiosear:

Hoy tocaba correr la Maratón de Barcelona, y hay quien la ha corrido y muchos de nosotros con él. Gracias a David por un regalo más, porque su maratón de hoy era la única manera de correrla y me he pasado la mañana entretenida con una maratón que aún no he corrido pero que en octubre, sí o sí, me tendrá que sufrir.

Hoy no toca correr, no seas gañan, quédate en casa y aguanta unas semanas para que estemos TODOS en la línea de salida de Barcelona en octubre.