El año pasado viendo la de carreras chorras que había en el calendario running nacional, me planteé el reto de correr cada mes de 2019 una carrera especial. El reto, 12 meses 12 carreras, no discurrió de la manera que lo había planteado pero el cambio de año es una excusa para retomar esta historia:

Enero: La San Antón. De esas carreras especiales, que miden lo que les sale a los de Jaén que mida… bueno, ahora ya no, que por lo que he leído ahora si va a medir 10 kilómetros. Súmale que es una nocturna en enero, con un recorrido diferente (con sus inconvenientes) y dónde sí que hay público en absolutamente todo el recorrido, que hasta hace poco era gratis, que la han declarado de Interés Turístico Nacional…

img-20190119-wa00187123160412453931693.jpg

Febrero: Run Valentín. La mayor broma en cuanto a evento running que he vivido en mi vida. Organización cutre, carrera sin sentido (atados), compartiendo el circuito con coches y una organización casi inexistente. En fin, que era parte del tipo de “carreras” que quería conocer con este experimento de los 12 meses 12 carreras.

20190209_0944026866514561188102569.jpg

Marzo: La Tractorismo Race. Sin palabras (esto puede ser bueno o malo).

20190303_1206422561938655201375473.jpg

Abril: Train to Oban. En abril tocó probar una carrera virtual, que además, se supone que es un juego (¿?). El resultado está más cerca del timo que de otra cosa, porque os prometo que mis expectativas eran bajas (ya había probado la app en la que se basa) pero joder, vaya truño de historia.

20190506_010409-12058907250056969260.jpg

Mayo: Madrid Run the Night. Una carrera en el hipódromo, de noche… En fin, un circuito raro pero con una parte fiestera que aunque por momentos era algo caótica, incluía barra libre de cerveza, así que… ¿qué podía salir mal?

20190525_2223592812596068914608520.jpg

Junio: La Tower Run. Subir escaleras mecánicas en el Corte Inglés de Callao. Carrera limitada a 50 hombres y 50 mujeres, una broma de organización que convirtió a una idea que inicialmente podía tener su gracia en una pesadilla. De esas ideas con una ejecución que dejan bastante que desear.

20190614_222225

Julio: Nelson Mandela Race. Esas cosas extrañas que no tienen mucho sentido, como celebrar carreras en Madrid de día, que te den la camiseta al recoger el dorsal antes de empezar la carrera o correr en Madrid en Julio. En fin, lo único “destacable” y no es poco, es que al menos no es el recorrido de siempre.

20190714_0837353809355173234326188.jpg

Agosto: Pues no, agosto no. Agosto fue Croacia, Eslovenia, Colombia, la playa… yo os prometo que busqué carrera pero no fui capaz de cuadrar mis resacas y mis viajes con dicha posibilidad.

Septiembre: Pues en septiembre no cambio mucho la cosa. Es decir, que Estocolmo (ni me enteré de que era la media ni creo que mi resaca hubiese permitido correrla) y Oktoberfest. En fin, que no pudo ser tampoco. Mi verano le ganó al reto.

Octubre: DeeJay Ten Milano. Meter a 40.000 personas por las calles de Milán no siempre es una buena idea, está no es la mejor, al menos como “carrera”. En fin, una manera distinta de conocer Milán.

20191013_091014_hdr(1)6951472087124244500.jpg

Noviembre: Aquí no me pongo de acuerdo entre la Behobia San Sebastián y el Trofeo José Cano, que no se parecen en nada pero este año he disfrutado más de las cervezas/comidas post carrera que de las carreras en sí.

Diciembre: Que si la San Silvestre, que si la carrera de los Papá Noel… pues eso, que si ya no iba a hacer el reto ¿para qué hacer el tonto con un disfraz?

wp-15773213459734381718540025959334.jpg

En fin, reto incompleto. Esto no es más que una prueba de que soy terrenal y pese a la preparación, a veces no se dan las circunstancias.

¿Qué carreras habrías metido en el reto?